¿Cómo va el empleo juvenil?

El desempleo juvenil ha estado en el centro de la conversación. En Colombia se ha trabajado en pro de los jóvenes que quieren ingresar al mundo laboral. La Ley del Primer Empleo, buscó facilitar el ingreso a la vida laboral de los jóvenes colombianos. Los entidades nacionales, en algunos casos los entes territoriales y el sector privado han presentado iniciativas para apoyar a este segmento de la sociedad. A pesar de estos esfuerzos, la tasa de desempleo juvenil sigue siendo alta, especialmente en algunas ciudades del país como es el caso de Popayán.

Por: Verónica Pinto

veronicapintov@gmail.com

¿Cómo le va a los jóvenes?

El Departamento Administrativo de Estadísticas (DANE) presentó el informe de de desempleo juvenil para el periodo entre noviembre de 2016 y enero de 2017, el estudio se hizo en 13 ciudades y sus áreas metropolitanas, Popayán hace parte de este estudio.

La población joven (14 a 28 anos) presentó una tasa de desempleo de 15,9%. Para los hombres la tasa de desempleo fue 12,3% mayor a la del año pasado (10.9%) y Para las mujeres la tasa de desempleo fue de 20,8%, menor al  22,3% del 2016.

El estudio no permite ver los datos desagregados para la ciudad de Popayán, sin embargo, a finales del 2016, el DANE presentó los indicadores de desempleo juvenil para Popayán, el cual se encontraba por encima del 20% y era una de las más altas del país. A pesar de que el DANE confirmó que la tasa de desempleo en Colombia de los jóvenes de 14 a 28 años fue de 15,9%, la más baja de los últimos 16 años. Los datos también revelan que el sector que más ocupa trabajadores jóvenes es el de comercio, restaurantes y hoteles, seguido por servicios sociales y comunitarios y el sector agrícola.

A pesar del mejoramiento de los indicadores, según  el Ministerio de Trabajo, una de cada dos desempleados en el país están en el rango de edad de 18 a 28 años, y la gran preocupación de esta cartera es la poca disminución de la tasa de desempleo para este segmento de la población.

Según el Observatorio de Servicio Público de Empleo, del Ministerio de Trabajo, durante el 2017 se han presentado 950 jóvenes buscando trabajo en el departamento de Cauca, entre  2013 y 2016 se presentaron 21,973. Para el caso de Popayán, en lo que lleva del 2017 se han presentado 492 jóvenes oferentes y entre 2013 y 2016 fueron 11,477. Este mismo observatorio presenta las vacantes disponibles para jóvenes, en el 2016 se presentaron 7,766 vacantes en el departamento de Cauca, para el año 2015 estuvieron disponibles 2,898 vacantes. El incremento fue de 268% entre el 2015 y 2016. En el 2014 existieron 1079 vacantes para jóvenes entre 14 y 28 años. El incremento en numero de vacantes entre el 2014 y 2016 fue  de 720%. Los datos hablan por si solos, los esfuerzo desde del nivel y local y el impulso de la Ley de Primer Empleo han generado resultados positivos en términos de nuevos espacios laborales para los jóvenes.

Sin embargo, la falta de experiencia y los bajos salarios son algunas de las barreras que tienen los jóvenes a la hora de conseguir trabajo. Según el observatorio, el 36% porciento de los jóvenes oferentes dicen no tener ningún tipo de experiencia, el 64% restante dice tener en promedio 14 meses de experiencia laboral. En términos salarias, el 53% aspira a ganar entre 1 a 2 salarios mínimos mensuales. En muchos casos, los empleadores exigen a los trabajadores jóvenes tener  algún tipo de experiencia y la aspiración salarial no se ajusta con la oferta del empleador.

Llama la atención que el numero de jóvenes buscando trabajo sea tan bajo con respecto al numero de vacantes disponibles. Vale la pena indagar si en algunos casos la falta de experiencia o la oferta salarial se convierte en un impedimento para acceder a las vacantes disponibles, o si los jóvenes no conocen las herramientas puestas a su disposición por los entes locales y nacionales. Las cajas de compensación, el SENA, y las oficinas departamentales y locales de desarrollo económico han puesto a disposición de los ciudadanos oficinas de ser vicio publico de empleo, y no generan ningún costo para quien lo use.

El otro gran problema del empleo juvenil es la informalidad, en Colombia 32% de los jóvenes dicen trabajar de manera particular. Las Naciones Unidad y la Organización Internacional han promovido campañas para mejorar la calidad del trabajo ocupado por jóvenes, una de las campañas se denominó “Empleo Decente”.