Claridades sobre la contribución por valorización

Los recursos se sufragarán una vez, a lo largo de tres años con beneficios por pronto pago.

Las obras pretenden mejorar la movilidad de la ciudad pero también el bienestar de la ciudadanía en espacio público y mobiliario urbano. / Suministrada – El Nuevo Liberal.

La secretaria de Hacienda Claudia García, la secretaria de Infraestructura Maria Eugenia Trujillo y el jefe de Planeación municipal de Popayán, Francisco Zúñiga, entregaron a los medios locales precisiones sobre el tema de la valorización.

En primer lugar, García precisó que no es impuesto sino una contribución que se pagará “una única vez por tres años” para el plan de obras por 85 mil millones de pesos que costearán los poseedores y dueños de bienes inmuebles.

“Tenemos que pagar todos porque hemos identificado unas obras de interés público y que forman parte del Plan de movilidad que le apuestan al desarrollo de la ciudad y mejorar las vías deterioradas. Son asimismo un aporte al plan de obras más grande por 300 mil millones que también financiamos con recursos propios y que también invertiremos con los 10 mil millones de endeudamiento y a futuro nos vamos a beneficiar”, indicó la secretaria.

Según García, la valorización no solo se paga por la estratificación sino por factores como la cercanía a la obra, uso del inmueble (comercial, habitacional o industrial) área construida, avalúo catastratal del Igac (que está tres veces menos del valor comercial). “En este momento excluir los estratos 1,2 y 3, nos daría que el municipio tendría que asumir estos costos pero sabemos que no lo puede hacer o que la gente de estratificación 4,5 y 6 asuma los pagos de los de los otros estratos, entonces estamos hablando de equidad”.

85 Mil millones es la inversión proyectada de las obras por valorización.
Agregó que de acuerdo con los estudios de pre-factibilidad presentados en el Concejo municipal, equivale a cancelar un predial en tres años. Ejemplificó de la siguiente manera: una vivienda de con avalúo del Igac por 143 millones de pesos, estrato 6, factor beneficio de la obra por 1.25, que paga anualmente un predial de $1.266.000, pagaría en tres años una contribución de $1.853.000.

Es decir, hay cinco factores beneficio en escala del 1 al 5, uno significa más alejados de la obra y así sucesivamente. Entre más alejado esté de la obra sumados los demás factores mencionados, la contribución será menor

Las facturas que llegarían a los hogares entre agosto y septiembre, no serán adjuntas ni al predial ni ninguna otra de servicios públicos para que haya claridad a los ciudadanos de lo que está pagando. Además se proyectan descuentos por pronto pago. En caso de no pagar estos valores, quedará una anotación para el bien inmueble en la oficina de Registros Públicos.




Las obras

Por su parte, María Eugenia Trujillo Solarte, secretaria de Infraestructura, explicó que en total son 14 obras que serán financiadas con estos recursos. Cinco de estos proyectos son vías nuevas y las restantes mejoramiento de las existentes.

Las nuevas vías son: Cra 15 entre transversal 9 y calle 53N, (Comuna 2) con una longitud de 47 kilómetros y un valor de 9.674.787.581. Se proyecta en esta administración construir los tramos uno y dos, es decir desde el colegio Colombo Francés a la calle 53N y otro hasta la 40N, el resto hasta la variante tendrá que ser ejecutado por próximas administraciones.

Calle 35 y 40 Norte, desde la Carrera 15 (Comunas 1-3) hasta la carrera 9 por valor de $12.780.476.132, longitud  68 kilómetros. Se hará el tramo de la carrera 9 hasta un  punto de la carrera 15.

Carrera 15  entre calles 53N y calles 35N – 40N, con longitud de 1.2 km, estimada en $25.348.717.281. Asimismo 53N desde Villa del Viento – Monte Mayor, longitud de 48 km y valor de 2.500 millones de pesos.

Una obra más es en la vereda González-La Paz, (Comuna 2) que inicia en la carrera 6 y terminará en la 71 Norte. Longitud 9 kilómetros, por valor de 6.197.038.979.

Las restantes obras son en vías existentes donde se pretende mejorar la pavimentación y el mobiliario urbano, el propósito es cambiarle la cara a la ciudad, generando empleo.

Zona de expansión

A su turno, el jefe de la oficina de Planeación municipal, Francisco Zúñiga dijo que en Popayán existe entre el 12 y el 15 por ciento sin construir lo que genera “inequidades”, porque la gente retiene los lotes y no los urbaniza pero hay un déficit de 35 mil  casas y comienza a generar el actual desarrollo informal de vivienda. “Lotes llamados de engorde se van a ver beneficiados por las obras de valorización y van a pagar un poco más, hay un factor que por temas de equidad, estos predios tengan un aspecto diferenciador”, ilustró.

Agregó que por ley nacional los nuevos desarrollos (en áreas de expansión) el 20 por ciento debe ser destinado a casas de interés social o prioritario. Por eso, al hacer vías en estos sectores se vuelven interesantes para efectuar nuevos proyectos de vivienda. “Así estamos generando una articulación de la ciudad porque la tenemos partida y estamos habilitando unos terrenos no solo para los ricos sino para gente de menos recursos que de otra forma no podría vivir”.

Aclaró que no se construirán solamente vías, sino espacio público, ciclorrutas y mejora de andenes que aportarán a la estadística que dice que el 40 por ciento de los viajes en la ciudad se hacen a pie o en bicicleta como en las 7 y 6 cercanas al centro de la ciudad. “Tenemos un conjunto de obras al cual valorización entra a complementar porque haremos otras con recursos propios, más los trabajos del Sistema estratégico de transporte, con lo cual Popayán tendrá una infraestructura en mejores condiciones”.

Por último, Zúñiga garantizó que la ejecución de las obras tendrá un control riguroso como se hace actualmente con las del Setp para que los contratistas cumplan a cabalidad los trabajos asignados.