Barrio Bello Horizonte muestra de lucha y cambio

El barrio que le hace honor a su nombre

Bello Hori­zonte, uno de los sec­tores de la ciudad que ha sido muestra de lucha y cambio desde y para sus habitan­tes.

Bello horizonte tiene calles que llevan años sin ser intervenidas y parecen caminos de arrieros, para estos piden intervención del municipio.

Jazmín Muñoz Yela
elnuevoliberal.popayan@gmail.com

Bello Horizonte es uno de los barrios más antiguos de Popayán. Muchos años atrás era considerado uno de los sectores más peligrosos al que pocos querían visitar, pero las cosas han cambiado. Aunque queden diferentes pro­blemáticas, este barrio ha mejo­rado notablemente siendo hoy en día uno de los barrios más reconocidos tanto por su parte comercial y religiosa.

“Bello Horizonte ha surgido mucho, pero aún tiene múlti­ples necesidades. La inseguri­dad, la falta de espacio público, infraestructura, el medio am­biente deteriorado, la necesidad de incluir a los jóvenes y las fa­milias para tratar de recuperar el tejido social que se nos está dañando, para tener una mejor convivencia, en esas cosas ne­cesitamos trabajar”, dijo Ítalo Valencia León, presidente de la Junta Local de Ediles.

La galería del barrio Bello Horizonte alberga un gran número de personas del barrio que tienen ahí su negocio. / Fotos Alexander Paloma – El Nuevo Liberal.

La JAC

La Junta de Acción Comunal actual del barrio Bello Horizon­te está compuesta por 25 digna­tarios, de los cuales la mayoría son profesionales en distintas áreas del conocimiento. Hay abogados, arquitectos, ingenie­ros, enfermeros, quienes han puesto a disposición de la co­munidad sus conocimientos. Uno de los retos iniciales que se colocaron fue el arreglo del salón comunal, el cual costó 3 millones de pesos, de los cuales solo deben 600 mil, porque lo demás lo han conseguido con actividades en conjunto con la comunidad. Pero aún hay mu­chos retos por cumplir.

“Los retos que tiene la junta son la pavimentación de calles, saneamientos reparcheo, me­joramiento del polideportivo que está deteriorado. Tuvimos sección en el consejo, hemos pasado proyectos a la alcaldía pero no pasa nada, porque a cada rato cambian funcionarios y uno queda en ceros. El pre­supuesto participativo es muy poco para los barrios de la co­muna y se necesita muchas co­sas como cambiar lámparas del alumbrado público, entre otras cosas. Hay mucho por hacer”, dijo Diana Lorena Imbachí, presidenta de la Junta de Ac­ción Comunal del barrio Bello Horizonte.

El creciente comercio

Pero hay muchas cosas de las que la comunidad se siente or­gullosa, el comercio es una de ellas. La comunidad considera que puede conseguir lo que de­see ahí mismo.

Las calles de Bello Horizonte diariamente abren espacio al comercio que cada día es mayor.

La galería provee todo lo ne­cesario para proveerse de ali­mentos, los almacenes ofrecen toda clase de productos, desde productos de aseo, de ferretería, comidas rápidas, veterinaria entre otros. Este barrio brinda cientos de productos de los cua­les no solo se beneficia el propio barrio, si no los demás.

“La Comuna Dos incluye 100 barrios y 14 asentamientos.

Be­llo horizonte es uno de los ba­rrios más grandes y de los más antiguos. El barrio trabaja con la policía en programas sociales de prevención y trabajo comu­nitario, estamos enfocados en diseñar una estrategia única de convivencia ciudadana, donde estén todas las dependencias, policía, entes gubernamentales y la comunidad”, agregó Ítalo Valencia León.

La galería es uno de los espa­cios que más empleos genera, donde también reconocen sus aciertos y cosas por mejorar.

“Las ventas ambulantes son un problema para las personas que tiene sus negocios fijos, esas ventas desmejorar el mercado. Es de destacar que la galería cuenta con productos directa­mente del campo, a precios su­mamente económicos y el ma­nejo de basuras es muy bueno, porque tenemos una de las ga­lerías certificas por la secretaria de salud, es la única galería que se recibe las basuras cerradas, pero hay vecinos que no tienen sentido de pertenencia que deja a basura afuera del cuarto de la basura, por eso los invitamos a la comunidad a colaborar”, dijo Leobigildo Díaz administrador de la galería.

La estación de la policía ha contribuido
a que el barrio mejore en seguridad,
aunque reconocen que falta bastante.

Espacio cultural

La procesión es uno de los es­pacios culturales que más tiem­po lleva, se sacan 14 pasos y en la época de Semana Santa gene­ra ingresos económicos para la comunidad organizando andas o flores, entre otras cosas.

Además que dicho barrio tiene el segundo lugar con las procesiones más hermosas de Popayán. Después de las del Centro, quien quiere ver este espacio religioso y cultural no tiene que dirigirse al sector his­tórico, en Bello Horizonte tiene una recreación propia del acto religioso más importante para la mayoría de payaneses, la Se­mana Santa.

Los tres colegios que hay en el barrio reciben a la mayoría de estudiantes que hay en el barrio, pocos se desplazan a otros barrios.

Trabajo social

Y aquí hay muchas cosas bo­nitas por contar, una de ellas es el trabajo que se viene realizan­do con los niños y los ancianos.

“Hay una anciana de 103 años, estuvo a punto de morir, pero con la familia, la comuni­dad y la ayuda de los profesio­nales en el área de la salud que hay en el barrio, la abuelita, hoy al menos ya come, que era algo que no podía hacer. Eso es muy satisfactorio”, indicó Diana Lo­rena Imbachí.

Se ha trabajado en la cons­trucción de la casa de la abuela de 103 años, para ello el Inten­dente Ángel de la Policía ha colaborado mucho. “Nosotros estamos trabajando en muchas cosas, como que Serviaseo nos baje las tarifas, porque son muy costosas.

103 años tiene esta anciana a
quien la comunidadla ha  ayudado con sus necesidades.

También hay taller de artes plásticas, se les está dan­do espacio a madres sustitu­tas, se busca trabajar con los drogadictos, porque en todas partes hay, lo ideal es empezar a enseñar desde casa, los erro­res empiezan desde la familia donde no hay comunicación, debemos trabajar entre todos y darles la oportunidad a dro­gadictos y personas de la calle”, indicó Imbachí.

Para fin de año van a feste­jar entre todo el barrio, se va a hacer el pesebre y hacer la no­vena, la idea de la junta es tra­bajar por los niños y el adulto mayor principalmente, porque hay muchos proyectos. Porque a pesar de las dificultades, la mayoría reconoce que el creci­miento del barrio ha sido nota­ble, así haya muchas cosas por mejorar.


Clientes que apoyaron este cubrimiento en el barrio Bello Horizonte