Años viejos artesanales en Bolívar, Cauca

Como antesala de las fiestas de blancos y negros, los bolivarenses deleitan a propios y visitantes con detallados muñecos que representan la cotidianidad local y nacional.

POR EFRAÍN PIAMBA GOMEZ

Texto y fotos

En el marco de la feria artesanal o carnavales de negros y blancos versión 2017-2018, se tiene previsto el concurso de años viejos o taitapuros que se cumplirá el 31 del presente mes, sin embargo, de acuerdo al reglamento, el veredicto se conocerá el 5 de enero del nuevo año cuando se cumple el primer día del carnaval.

Algo de historia

Por tradición oral, el año viejo es una cultura ecuatoriana que llega a Bolívar a inicios del siglo pasado y consiste en la elaboración de un muñeco o monigote que era incinerado el 31 de diciembre minutos antes de llegar el nuevo año.

Este ritual significa dejar a un lado las energías negativas del año que culmina y estar purificados en el año que llega. La palabra taitapuro pertenece a los mitos y leyendas del departamento del Huila.

Antes de la quema del año viejo se leía un testamento, el documento contenía un alto grado de sarcasmo a las personas que de algún modo sobresalían en la región.

Promediando los años 80, la junta de festejos organiza el concurso de años viejos, los muñecos son elaborados artesanalmente y representan a personajes de la política, la farándula, deportistas, trabajadores, entre otros.

En estos trabajos se puede verificar la creatividad y la habilidad manual de los Bolivarenses. El último día del año, se cumplirá el desfile de una veintena de taitapuros los cuales estarán acompañados por sus barras y grupos musicales.