Un amigo

LUIS AREVALO1WEBLUIS ARÉVALO CERÓN

laac86@hotmail.com

Hace varios años que pueden ser cuarenta o más, conocí a Bolívar Sánchez Quilindo durante mi trajinar periodístico; en medio de las actividades comunitarias y deportivas apareció el dirigente cívico residente en el barrio Bello Horizonte, el primer sector, si mal no estoy, que fue creado en la parte alta del norte de Popayán; tengo entendido que Sánchez Quilindo acompañó a Álvaro Pío Valencia (q.e.p.d.) en la medición de los lotes, que en su calidad de propietario del terreno, entregó con muchas facilidades a sus actuales moradores; nacido hace 73 años, el 3 de junio de 1942 en la vereda el Bahó, municipio de Totoró (Cauca), siendo muy joven se estableció en la Villa de la Asunción; el mayor de siete hermanos en el hogar conformado por Nicolás Sánchez Chantre y María Angélica Quilindo Manquillo, ya fallecida, familia de origen ancestral Polindaras.

El Seminario Mayor de Popayán le brindó trabajo como “vaquero”, luego ascendió a portero y al retirarse era chofer profesional, oficio que le sirvió posteriormente para emplearse como conductor en el Distrito de Obras Públicas, hoy INVIAS, donde se jubiló; formó su propio hogar con Beatriz Carminia Ramírez, oriunda del municipio de El Tambo (Cauca); responde por tres hijos María Aleida, Fanny Cecilia y Bolívar Arnoldo; hasta aquí puede tratarse de un ciudadano común y corriente que estudió cuatro años de primaria en la escuela Los Polindaras y quinto en el centro de alfabetización de Bello Horizonte; graduado bachiller en el Centro de Educación para Adultos en 1998; pero es una persona especial, porque en medio de su sencillez, alberga un mundo de servicio a la comunidad, sobre todo en su sector del cual es fundador; como presidente que ha sido en varios períodos de la Junta de Acción Comunal del barrio, ha tratado de aportar toda su capacidad de trabajo social; su espíritu de colaboración le ha permitido estar siempre listo a colaborar en otros cargos de las directivas comunitarias; en 1998 fue concejal de Popayán y entre 2008 y 2011 Edil de la Comuna 2; en la actualidad es cabildante de los Polindaras, posesionado según acta 005 del 1 de enero de 2015; hay muchas otras actividades en su vida, entre las cuales no puede faltar, la deportiva; como atleta senior master ha ganado títulos a nivel nacional y se conoce como entrenador de infantiles con buenos resultados; fue precisamente en la Maratón Infantil de Verano en la cual estrechamos lazos de amistad.

Algo importante en la vida de Bolívar Sánchez Quilindo es su capacitación en el Sena; hace cinco años obtuvo el título de Técnico en Armado de Estructuras en Guadua; algo apasionante para él, tanto que está dedicado a trabajar aprovechando esta materia prima; escribió una cartilla sencilla sobre este recurso natural; cuenta que la guadua es originaria de América; citada por Alexander Von Humboldt en su expedición científica realizada en la Nueva Granada a comienzos del Siglo XIX; basado en las enseñanzas recibidas en el Servicio Nacional de Aprendizaje, agrega en su cartilla que la guadua pertenece a la familia de las gramíneas o gramináceas; es apreciada por su dimensión y resistencia; crece hasta 25 metros de altura y alcanza 20 centímetros de diámetro; almacena agua en sus tallos y mantiene la humedad en los suelos donde ella se puebla; sobre el crecimiento de la guadua, Sánchez Quilindo escribe en su compilación, que por cada 24 horas crece diez centímetros en sus primeros meses de vida, en especial en la noche y en menguante; este pasto gigante es propio de las regiones tropicales húmedas entre los 900 y 1.600 metros sobre el nivel del mar; en Colombia son las zonas cafeteras las más propicias para su cultivo; el Departamento del Cauca produce la mejor especie en los municipios de El Tambo, Cajibío, Suarez, El Rosario, Piendamó, Timbío y la meseta de Popayán; el técnico egresado del Sena continúa en su cartilla describiendo las partes de la planta y sus variedades; los requisitos para que la guadua brinde garantía y finalmente la forma de utilizarla en la obra; muy bien por este servidor de la comunidad que actualmente dedica parte de su tiempo a construir chalets, salones comunales, polideportivos, juegos de sala, comedores, sillas y escaleras en guadua, en su casa de habitación, calle 69 No. 14N44 barrio Bello Horizonte; aquí encontramos un amigo.