Actores culturales caucanos se fortalecen en sus saberes




Durante tres días, cultores, artistas, portadores de saberes tradicionales y gestores comunitarios se dieron cita en Popayán para visibilizar sus oficios ancestrales y así impulsar la identidad cultural del Cauca.

Olga Portilla Dorado

olguitaportilla@gmail.com

Una muestra fotográfica que capturó las mejores imágenes del Cauca diverso, rico en cultura y patrimonio.
Una muestra fotográfica que capturó las mejores imágenes del Cauca diverso, rico en cultura y patrimonio.
‘Ollas, tulpas y fogones’ es un proyecto de investigación realizado por el Sena Regional Cauca. En él se destacan 5 regiones con 6 productos típicos de estas zonas. Durante el ‘primer encuentro de portadores del saber caucano’, las portadoras del saber de los municipios de Inzá, Santander de Quilichao, Popayán, Bolívar y el corregimiento de Inzá dieron muestra de sus saberes culinarios. Fotos Olga Portilla y Dairo Ortega/ El Nuevo Liberal.
‘Ollas, tulpas y fogones’ es un proyecto de investigación realizado por el Sena Regional Cauca. En él se destacan 5 regiones con 6 productos típicos de estas zonas. Durante el ‘primer encuentro de portadores del saber caucano’, las portadoras del saber de los municipios de Inzá, Santander de Quilichao, Popayán, Bolívar y el corregimiento de Inzá dieron muestra de sus saberes culinarios. Fotos Olga Portilla y Dairo Ortega/ El Nuevo Liberal.

“La matamba uno la corta, la raspa y la pone a secar, luego corta esta otra que es una planta amarga, la teje y así hace la canasta. Eso lo hago desde hace tiempo, desde que yo tenía 10 años, con esto uno ha criado sus hijos y ha tenido el sustento de su comida”, dice Eduarda Ortiz, mientras muestra con orgullo sus sombreros y canastas traídos desde Guapi.

Ella, como cientos de artesanos, músicos, bailarines y cocineros tradicionales oriundos de los 22 municipios que hacen parte del proyecto ‘Fortalecimiento de la red de actores culturales comunitarios en el departamento del Cauca’, participaron durante tres días del ‘Primer encuentro de portadores del saber caucano’.

Una muestra fotográfica que capturó las mejores imágenes del Cauca diverso, rico en cultura y patrimonio; muestras gastronómicas que recogen esos sabores ancestrales de la cocina tradicional; expresiones artísticas que reflejan la originalidad de los bailes de antaño; y las artesanías que se tejen con los colores y la visión de los pueblos, fueron algunos de los componentes con los que propios y extraños se encontraron a su paso por el Centro de Convenciones Casa de la Moneda de Popayán.

“Básicamente identificamos que el tema del patrimonio o sea los saberes de los señores, señoras, y abuelos, relacionados con comida, artesanías, música, baile y todas las formas que finalmente definen la identidad de un territorio, no se estaban teniendo en cuenta en eso que llamamos cultura en el Cauca; entonces pensando en eso, entre varios amigos creamos un proyecto, que casualmente coincidió con un trabajo que se estaba pensando dentro del Plan de Desarrollo Departamental para trabajar la identidad caucana”, explicó Diego Enrique Echeverry, encargado del componente de Redes del proyecto.

Fue así como empezaron a crearse los lineamientos del proyecto para fortalecer las capacidades creativas e innovadoras de los artistas y cultores de los municipios del Cauca. Un grupo de gestores culturales que venían trabajando desde hace algunos años por reivindicar el patrimonio caucano y la Gobernación del Cauca en su apuesta por reconocer estas tradiciones; además el proyecto contó con el aval y el apoyo del Sistema General de Regalías, un gran impulso para apostarle a la cultura del departamento.

De acuerdo a lo que comenta Diego Echeverry, son ya más de 8 meses en los que se viene haciendo una serie de visitas, asistencia técnica y otorgando alguna dotación en las siete temáticas culturales que incluye el proyecto: música, danza, cocinas tradicionales, artesanías, turismo cultural, audiovisuales y redes.

“El criterio para seleccionar los 22 municipios que actualmente hacen parte del proyecto es que por ser un proceso de fortalecimiento, teníamos que buscar y trabajar con los portadores, los sabedores y con las organizaciones artísticas y culturales que ya venían haciendo cosas, muchos de ellos toda la vida lo han hecho y nunca habían recibido un tipo de apoyo. El otro factor era que buscábamos municipios donde el turismo cultural se pudiera trabajar, porque por ejemplo hay regiones que tienen una riqueza natural maravillosa, pero su acceso no es fácil, y no habían todas las condiciones para desarrollar el tema turístico”, comenta Echeverry.

Hasta junio del próximo año está estimada la duración del proyecto ‘Fortalecimiento de la red de actores culturales comunitarios en el departamento del Cauca’, el cual tanto sus proponentes como beneficiarios, esperan haya una segunda fase, y se pueda articular todo lo ejecutado hasta la fecha con los nuevos planes de desarrollo municipales y con el gobierno departamental.

“Este proyecto es como un laboratorio, un primer acercamiento con la comunidad y lo que nos va a quedar aquí es la identificación de las necesidades que esperamos poderlas articular a los planes de desarrollo, queremos que ellos se den cuenta de que la cultura no es un accesorio, la cultura es lo que nos identifica, lo que somos. Este laboratorio tiene que producirnos un cambio para la cultura del departamento del Cauca”, puntualizó Diego.

Los aliados del encuentro

En el ‘primer encuentro de portadores del saber caucano’, que finalizó ayer, confluyeron todos los portadores del saber con los que se ha venido trabajando en el proyecto de Fortalecimiento de la red de atores culturales, pero también, en el camino, los coordinadores de las distintas áreas, se fueron encontrando a su paso, organizaciones e instituciones que estaban liderando proyectos a favor de la cultura y el patrimonio del Cauca; de ahí que hicieran alianzas y organizaran este encuentro de saberes y experiencias en el hacer.

“Nosotros nos vinculamos con un proyecto que se viene realizando en el Sena desde hace algún tiempo que se llama ‘Ollas, tulpas y fogones’, donde trabajamos cinco regiones del Cauca con seis productos básicos, sencillos, pero llenos de todo un corazón de todo un sentimiento de seis mujeres portadoras de una tradición culinaria en cada una de las regiones que visitamos: Tierradentro, Santander de Quilichao, Bolívar, Usenda que es un corregimiento de Silvia y Popayán”, comenta Gerardo Iván Paredes, instructor del Sena.

Las empanadas de cebolla de Bolívar, el pan de horno de Santander de Quilichao, el mote de los cuidos de Inzá, las arepas de maíz de Usenda y las mantecadas de Popayán, hacen parte de esas tradiciones culturales que los instructores y aprendices del Sena dentro de su proyecto destacaron, pero no solo sobresalen las recetas, sino las historias de vida de los portadores de estos saberes que son poco conocidos y que han hecho estas prácticas por docenas de años; además es un aporte al turismo ya que a través de las prácticas culinarias se desarrolla un importante aporte a su economía.

Asimismo, otro de los aliados de este primer encuentro es la empresa privada, Yamaha, y la Fundación Polifonía, quienes se vincularon desde hace algunos años al proyecto de la Orquesta Caucana de Vientos, una residencia musical en la que se seleccionan los mejores niños y adolescentes músicos de todo el departamento, y quienes con el apoyo de esta empresa cuentan con un docente extranjero que dirige esta gran orquesta, muestra del gran talento musical que hay en esta zona del país.

“Sabemos y estamos convencidos que a través de la música y el arte, la educación, la recreación y la cultura, podemos contribuir de alguna forma a que las comunidades locales puedan solucionar problemas de violencia, además que permite el disfrute de los niños y jóvenes, somos socios de la Orquesta Caucana de Vientos desde que iniciaron, además este proceso es exclusivo para el Cauca, solo trabajamos uno similar en República Dominicana con la Orquesta de Vientos de Costa Rica y la Orquesta Dominicana de Vientos”, expresó Juan Guillermo Ramírez, gerente de mercadeo de Yamaha Music Latinoamérica.

Finalmente el gobernador del Cauca Temístocles Ortega manifestó estar complacido con este proyecto que es pionero en Colombia dentro de los proyectos financiados por el Sistema General de Regalías, “esta es la manera como se impulsa en el Cauca la identidad cultural, y a estos jóvenes, hombres y mujeres que trabajan con las uñas sin un apoyo, hoy sienten que hay un respaldo para que sigan adelantando esta tarea tan importante en la vida de los caucanos”.